¿Has pensado qué será de tu vida después de graduarte de la preparatoria? Sin duda, se trata de una decisión que puede marcar tu vida de muchas maneras. Existen diversas alternativas que puedes considerar, las más comunes son estas 2:

  1. Trabajar y ya no estudiar
  2. Decidir hacer una carrera y superarte a ti mismo

Pero, ¿para qué estudiar una carrera, de qué va a servir? Tener este tipo de dudas es totalmente válido. Antes de optar por inscribirte en un centro de estudios superiores, es importante que tengas claro cuál es el valor de esto y qué importancia puede tener en relación con tus metas a corto, mediano y largo plazo.

Sigue tu pasión

Normalmente, cuando somos niños tenemos la ilusión de ser grandes profesionistas y cuando crecemos tal vez el camino nos lleve por otras vertientes, pero no hay que olvidar los sueños que hemos tenido. Así que, no importa qué profesión prefieras, siempre realízala con dedicación, esfuerzo y pasión, porque cuando la elijas sabrás que trabajar en ello será gratificante.

Conoce cuánto podrás ganar

Cuando decidimos estudiar algo, a veces no nos preocupa saber cuánto es lo que ganaremos, pues nosotros queremos dedicarnos a algo que nos guste. Sin embargo, entre carreras sí hay una diferencia monetaria, ya que en algunas ganarás más que en otras. Pero, sin importar qué carrera elijas, un título universitario te brindará mayor estabilidad económica. De acuerdo con un estudio realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), quienes poseen un grado universitario ganan 70 % más que quienes no lo tienen.

Haz networking

Conocer a gente que tiene los mismos intereses que tú no sólo te puede ayudar a crear relaciones personales y, a largo plazo, laborales, sino que también te permite crecer profesionalmente, ya que encontrarás el apoyo necesario para continuar con tus metas, necesidades y logros, y te enriquecerás con las experiencias y conocimientos de otros a tu alrededor.

Supérate en el ámbito personal

La escuela no sólo brinda crecimiento económico a largo plazo, sino que también te brinda conocimientos culturales que enriquecerán tu vocabulario y ampliarán tus perspectivas. Por lo tanto, estudiar una carrera te brindará más temas de qué platicar, y en un futuro, te permitirá tener las herramientas para ser elegido para tomar un cargo de gran responsabilidad dentro de una empresa.

¡Bien! Ahora que ya tienes un poco más claro que estudiar una carrera puede ser muy importante para tu desarrollo y ofrecerte múltiples oportunidades para alcanzar tus metas, es momento de que nos adentremos un poco más en el tema.

Y es que más estudiar una licenciatura es una de las experiencias que pueden ayudarte a cumplir con todas tus metas personales y a nivel profesional y patrimonial.

Incluso, aparte de toda la base de conocimientos técnicos que obtendrás gracias a los programas de estudio que conforman a cada una de las licenciaturas, la etapa universitaria te ayudará a formarte como ciudadano, te permitirá conocer a personas que van a influir en tu desarrollo personal y profesional y, gracias a todo esto, serás más competitivo.

Genial, ¿cierto? ¡Pero eso no es todo! Hasta ahora sólo hemos hablado, de manera general, de por qué es importante estudiar una licenciatura en la actualidad.

Continúa leyendo este artículo y descubre las ventajas específicas de tomar esta inteligente e importante decisión.

1. Ayuda a definir el camino en la vida

Normalmente, cuando somos niños tenemos la ilusión de ser grandes profesionistas, y en el momento en que crecemos, generalmente, el camino nos lleva por otras vertientes, pero no hay que olvidar los sueños que hemos tenido.

Con respecto a este punto, estudiar una licenciatura te ayudará a definir el camino por el cual deseas desarrollarte como profesional y como persona, y que bueno sería que ese sueño que tenías de niño sea la opción a elegir.

Y es que una vez comiences la licenciatura que te apasione, dentro de ella encontrarás diferentes áreas específicas y especialidades. Conforme avances en los estudios podrás detectar cuál realmente se adapta a tus metas, características y pasiones, para luego dedicarte de lleno a ella en tu vida profesional.

2. Estabilidad económica

Uno de los pilares para tener la calidad de vida que soñamos es lograr un significativo crecimiento económico, y hay algo que es un hecho, estudiar una licenciatura definitivamente va a ayudar a conseguir dicha estabilidad.

Sin embargo, entre carreras sí hay una diferencia monetaria, ya que en algunas ganarás más que en otras. Pero, sin importar cuál alternativa elijas, un título universitario te brindará acceso a mejores oportunidades.

De acuerdo con un estudio realizado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), quienes poseen un grado universitario ganan aproximadamente un 72% más que quienes solo terminaron la preparatoria.

Otro dato interesante de este estudio es que las personas con una licenciatura reducen en un 50% el riesgo de desempeñar actividades informales.

Dicho de otra forma, si quieres tener un mejor trabajo, con posibilidades de crecimiento, estabilidad y buen salario, tu mejor opción siempre será estudiar una carrera universitaria.

¡Así que no lo dudes más! Elige una carrera y una universidad que te brinde todas las herramientas para cumplir tu sueño de graduarte de la universidad. Será de las mejores decisiones que vas a tomar en tu vida.

3. ¡La anhelada independencia!

Seguramente, uno de tus anhelos más grandes es alcanzar la independencia, es decir, cortar finalmente el cordón umbilical de tu familia y conseguir todas las cosas que te propongas por tus propios medios, e incluso teniendo la posibilidad de ahora tú ser quien ayuda a tus seres queridos.

¿Esto es así? Pues una de las mejores maneras de lograrlo es decidiéndote a estudiar una licenciatura.

Entre otras cosas, para lograr ser una persona independiente es necesario que aprendas a desarrollar el sentido de la responsabilidad, y una de las primeras lecciones que te dará la universidad es que tú mismo eres el que toma las decisiones, y que esas decisiones tienen consecuencias.

Ya la figura del profesor dejará de exigirte que cumplas con tus obligaciones, pues éste va a pasar a tener un rol netamente de orientador.

Hacer o no tus tareas y estudiar o no para las evaluaciones finales del curso sólo dependerá de ti, así que si quieres alcanzar esa anhelada independencia, primero debes de estar consciente de la importancia de tomar buenas decisiones.

Recuerda que los profesionales exitosos empiezan su camino en el primer día de su carrera universitaria. Así que desde el primer día debes ser lo más responsable que puedas.

4. ¡Ganar dinero haciendo lo que te apasiona!

Uno de los principales errores de los jóvenes al momento de escoger que licenciatura estudiar es dejarse influenciar por las opiniones de otras personas.

A veces es difícil, ya que las personas que emiten opiniones referentes a que deberías estudiar, son personas bastante cercanas a ti.

Sin embargo, quien va a pasar el resto de su vida ejerciendo dicha licenciatura serás tú, entonces recuerda que al momento de escogerla, ésta debe de encantarte, apasionarte y tener las características necesarias para cumplir tus sueños.

Ten en cuenta que estudiar algo que no te agrade 100% podría ocasionar que al momento de ejercer te sientas frustrado, ya que no sentirías pasión por lo que haces.

En cambio, si escoges una carrera que te apasiona, la satisfacción al momento de que empieces a cobrar por tu trabajo será mucho más significativa, pues estarás haciendo lo que amas y, a la vez, ganando dinero por ello.

¡Asombroso!, ¿verdad?

5. Acceso a atractivas oportunidades

Haber estudiado una licenciatura es una de las principales armas que puedes tener al momento de empezar la búsqueda de un empleo que te ayude a lograr el nivel de vida que siempre soñaste.

El mercado laboral cada día es más competitivo, ya que cada vez son más las personas que estudian una carrera, así que no puedes quedarte atrás.

Es un hecho que las empresas al momento de contratar a las personas que formarán parte de su equipo, quieren a los mejores, los que tengan las mejores cualidades y aptitudes, para así alcanzar un posicionamiento privilegiado en sus giros.

¡Ya sabes! Estudiar una licenciatura no es una decisión que tengas que pensar mucho si quieres lograr tener un buen empleo, ¡es una necesidad!

Otro punto importante es que si eres de las personas que sueña con ser su propio jefe y construir su propia empresa, estudiar una carrera universitaria te brindará conocimientos que te serán de ayuda para que esta clase de proyectos sean una realidad y que funcionen a la perfección.

6. Círculo social en expansión

Aparte del hecho que vas a aprender un montón sobre algo que de verdad te gusta, estarás rodeado de personas que tendrán intereses parecidos a los tuyos.

Estar en contacto con personas que tengan tus mismos intereses y responsabilidades hará que sea más sencillo establecer vínculos de amistad.

Dejando a un lado a tus compañeros de estudios, los profesores serán otras personas que van a pasar a formar parte de tu círculo social, y estos serán unas figuras muy importantes e influyentes en tu desarrollo como profesional.

Es maravilloso que no sólo vas a adquirir conocimientos mientras estudies una licenciatura, sino que también conocerás a personas maravillosas que van a influir en tu vida ayudándote a ser una mejor persona y profesional.

Eso te permitirá ir formando tu red de networking. Al conocer a profesionales destacados podrás estar en contacto permanente con ellos y será posible facilitar el ingreso a un nuevo puesto de trabajo, a través de recomendaciones y otras posibilidades.

7. Formación ciudadana y humana

La gran cantidad de exigencias y responsabilidades que se generan en tu vida al momento de empezar a estudiar una licenciatura no sólo te ayudarán profesionalmente; en paralelo te forjarán a nivel personal.

Ser responsable de todas tus decisiones y armar tus horarios tanto de clases como de estudios te ayudará a madurar como persona y a adquirir el sentido de responsabilidad que, lamentablemente, algunos jóvenes no poseen.

Por último, nunca olvides que cada una de las experiencias que tengas, sean fracasos o aciertos, te van a ayudar a formarte como profesional y como persona, es decir, será un gran aprendizaje.

8. Reconocimiento y ejemplo para otros

En todos los lugares del mundo ser un profesional infunde reconocimiento y representa un gran privilegio.

Y tiene mucho sentido, pues no cualquiera tiene la determinación de estudiar una licenciatura y, aunque muchas personas lo sueñan, no todas llegan a concretar sus aspiraciones por distintas circunstancias o impedimentos.

Ahondando un poco más, según los datos de la web de animal político, podemos observar que sólo un 17 % de los jóvenes logran estudiar en la universidad, por lo tanto, si tienes la posibilidad de acceder a la educación superior, ¡eres un afortunado y debes hacerlo!

Estudiar en la universidad como hemos observado, es un beneficio que pocos tenemos, por este motivo, debes elegir bien y evaluar los mejores consejos para que estudies la carrera de tus sueños.

Al optar por formarte y estudiar una licenciatura, y una vez que apruebes el examen de admisión para la universidad, te convertirás en un claro ejemplo de superación para todo tu círculo de amistades y un orgullo para tu familia.

Si además de estudiar trabajas, ten por seguro que cualquiera que te rodea podrá sentir una profunda admiración; balancear el trabajo con los estudios es un reto mayor que debes cumplir. En este caso, te recomendemos que te apoyes de diferentes métodos de estudio que te permitan tener un aprendizaje más rápido y significativo.

Hazlo por los que te han apoyado, pero más importante, ¡hazlo por ti!

9. Calidad de vida

Al decidirte por estudiar una licenciatura, debes tener la determinación para no sólo comenzar tu carrera, sino terminarla, afrontando todos los retos que esto implique. Te preguntarás, ¿por qué?

A continuación, te brindaré datos oficiales para que comprendas cómo le darás un giro a tu vida y la de tu familia al momento de titularte, según datos de la OCDE.

Lo primero que hay que saber es que en el estudio “Panorama de la Educación 2019” que se realizó entre los países que integran la OCDE se verificó que, en el rango de edad entre los 25 a 34 años, el 81 % de las personas que han terminado su educación terciaria en México se encuentran empleadas.

Dejando en clara evidencia que la transición de los estudios al mercado laboral garantiza que, al recibirse, los licenciados tienen un amplio mercado laboral donde incluirse.

Por otro lado, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) también ha proporcionado información muy valiosa sobre el mercado laboral de nuestro país a través de su página web.

Y es que la organización publica estadísticas sobre la gran mayoría de las licenciaturas y campos profesionales que pueden brindarle un panorama claro a los jóvenes sobre qué podría esperarles al cursar las carreras.

A continuación, te comentaré algunas opciones académicas y las variables más importantes que presenta el IMCO:

I. Licenciatura en administración y gestión de empresas

  • tasa de desempleo: 4%
  • tasa de ocupación: 96%
  • salario mensual promedio: $11,976 pesos, en comparación del promedio nacional que es de $6,687 pesos al mes
  • salario promedio con posgrado: $22,377, lo que representa un 101 % de incremento salarial con quienes sólo cursan la licenciatura.

II. Licenciatura en Derecho

  • tasa de desempleo: 4.6%
  • tasa de ocupación: 95.4 %
  • salario mensual promedio: $12,262 pesos
  • salario promedio con posgrado: $20,639 pesos, representando un aumento del 77.1 % en el salario.

III. Licenciatura en Medicina

  • tasa de desempleo: 2.2 %
  • tasa de ocupación: 97.8 %
  • salario mensual promedio: $17,449 pesos
  • salario promedio con posgrado: $21,159 pesos, lo que significa un aumento del 27.5 %.

Resulta evidente que, con este tipo de estudios, los profesionales gozan de la estabilidad económica y laboral que puede permitirles mejorar su calidad de vida y tener mucha mayor estabilidad.

Eso sí, es fundamental que evalúes a detalle las diferentes opciones de carrera que hoy se ofertan en las universidades para que puedas seleccionar la mejor opción para tu perfil.

Por ejemplo, si has pensado en estudiar Psicología o Derecho, es clave que revises los planes de estudio y el perfil de ingreso y egreso de los estudiantes. Eso te permitirá tener más claro cuál de las alternativas empata más con tus intereses, habilidades, metas y estilo de vida.

Además, debes tener en cuenta la rentabilidad de la inversión que harás en tu educación y deberás evaluar dónde cursarás la educación superior, tomando en cuenta los beneficios de estudiar en una universidad privada o una pública.

Pero, ¿cómo elegir la mejor universidad privada? ¡Todo depende de tus necesidades y lo que quieras para ti!

Ahora que leíste algunas de las razones que hacen que estudiar una licenciatura sea la mejor decisión que puedes tomar al momento de terminar la preparatoria, no pierdas más tiempo y empieza a buscar cuál es la que más se adapta a ti.

Recuerda que debes de tomar esta decisión con bastante seriedad, ya que va a definir de qué manera vas a ganarte la vida y en qué vas a ocupar muchas horas del día por muchos años, ¡así que debes de escoger algo que de verdad vayas a disfrutar!

Ten en cuenta que el miedo siempre va a estar presente, y no es para menos, estamos hablando de algo que va a definir tu futuro, pero seguramente vas a tener el apoyo de tu familia, así que, sácale el máximo provecho a esta etapa y da lo mejor de ti en cada clase, proyecto y tarea.

Si te gustó este artículo, no olvides dejarnos tu comentario y decirnos qué licenciatura te llama la atención, ¡queremos saber de ti!