Ya pasaste la ronda de entrevistas y te han contratado para el puesto que querías, sólo falta conocer a tu equipo de trabajo y demás personal de la empresa para comenzar tus labores. Seguro quieres causar una buena primera impresión, precisamente te venimos a dar 7 consejos para que lo logres efectivamente. ¡Sigue leyendo!

La primera impresión refleja que no sólo nos comunicamos a través de las palabras, sino también, mediante nuestro lenguaje, postura corporal, vestimenta, contacto visual, entre otros.

Caer bien y llenar las expectativas laborales es el primer paso para el éxito en la empresa, tendrás una mejor recepción por parte de tus compañeros de trabajo y fomentarás un ambiente laboral acorde donde te sentirás a gusto.

¿A poco es importante dar una primera impresión positiva en el trabajo? Conoce nuestros 7 consejos para que lo logres.

¿Qué es el efecto halo?

Te quiero explicar un poco sobre lo que ocurre en una primera impresión: nuestro cerebro saca conclusiones positivas o negativas de forma natural con tan solo ver por primera vez a una persona. A esto se le denomina efecto halo.

Se trata de una equivocación en nuestra forma de pensar. Una vez que tenemos una idea acerca de una persona e intentamos registrar una nueva, esta se irá acoplando a la primera información que teníamos formada. Es decir, nuestro cerebro proyecta las ideas positivas y/o negativas a otras características que, a fin de cuentas, no tienen que estar relacionadas.

Debido a este aspecto psicológico es que resulta imprescindible causar una primera impresión positiva en el trabajo. Sin más preámbulos, ¡comencemos con el listado!

1. Controla tu manera de hablar

La forma como hablas y te manejas es clave para dar una primera impresión positiva que perdure en el tiempo. Habla con claridad y procurar que el tono de voz sea constante, adecuado y parejo (no grites, no susurres).

Siempre tienes que hablar educadamente e intentar omitir palabras de relleno, como “ehmmm, uhmmm, ya sabes…”. Si necesitas tiempo para pensar, es mejor que hagas una pausa, hiles las ideas y luego des una respuesta acorde.

Si utilizas muletillas podrás parecer menos educado, lo que es contrario a dar una primera impresión positiva en el trabajo.

Tu forma de hablar debe ser acorde a la situación y de acuerdo a quien te dirijas. Si vas a una entrevista de trabajo en una firma de abogados reconocida, tienes que conocer y dominar los tecnicismos legales.

Siguiendo estos simples consejos para hablar, no tendrás problema para entablar una conversación adecuada y profesional con cualquier persona e impresionarla.

2. Utiliza el lenguaje corporal

Es un error subestimar el lenguaje corporal. De hecho, nuestras mentes logran comprender inconscientemente los mensajes que envía las personas con sus cuerpos.

Para el buen uso del lenguaje corporal debes:

  • Tener una postura correcta
  • Saludar con firmeza y autoridad
  • Inclinarte ligeramente durante una conversación para demostrar tu interés (sin excederte)

¿Qué no debes hacer?

  • Gesticular en exceso. Controla tus brazos para intentar emitir un mensaje adecuado
  • Evita las posturas cerradas (brazos cruzados o piernas)
  • No hagas nada con los puños
  • No invadas el espacio personal de los demás

Si eres educado y manejas tu comunicación corporal, lograrás la primera impresión que deseas: demostrarás seguridad y determinación,

3. Busca una base común e intereses similares

A los seres humanos tienden a gustarle las personas similares a ellos mismos. Si quieres vincularte a alguien en tu entorno laboral y causar una buena primera impresión, tienes que encontrar algo que les agrade a ambos.

La clave es ir despacio. Apresurarte puede hacerte parecer que estás siendo invasivo. Comienza con una pequeña charla, luego intenta tomar pasos naturales en distintas direcciones hasta que encuentres algo que te conecte con esa persona.

De esta manera, podrás tener nuevos temas de conversación para discutir.

4. Vístete adecuadamente

Es evidente que la ropa no hace mejor a una persona, sin embargo, es un aspecto imprescindible cuando intentas dar una gran primera impresión.

Generalmente, formamos opiniones rápidas de un individuo con base en las pistas visuales que nos da. Evidentemente, la vestimenta es crucial en este aspecto.

¿Cómo vestirte adecuadamente?

A continuación, algunos consejos:

  • Debes vestirte siguiendo tu visión y estilo, asegurándote de que tu ropa se vea limpia
  • Tienes que sentirte cómodo y seguro con la ropa que llevas puesta

Siguiendo este par de consejos, podrás dar una excelente primera impresión en el trabajo tan solo con tu vestimenta. ¡Inténtalo!

5. Sé sociable

Ser una persona sociable te abrirá innumerables puertas en tu primer día de trabajo. No es por nada que algunas de las personas más exitosas son seres que saben manejar muy bien las relaciones interpersonales.

En realidad, ser sociable definitivamente tiene sus ventajas, te daré algunas:

  • Puedes mantener conversaciones prolongadas fácilmente
  • Formas más y mejores vínculos con los demás
  • Tendrás mayor confianza en tu ambiente laboral
  • Sentirás menos estrés

Socializar te permitirá causar una gran impresión sin esfuerzo y al mismo tiempo siendo fiel a ti mismo. En lugar de mantener la distancia, tratarán a alguien nuevo como si lo conocieran previamente.

6. Mantén el contacto visual

Esta es una de las herramientas más poderosas en términos comunicacionales. El contacto visual acompañado de movimientos físicos casuales hace que las personas sean memorables y notables para los demás.

Mantener el contacto visual demuestra confianza y seguridad, lo que resaltará en ti fuertes rasgos de liderazgo.

7. Haz preguntas inteligentes

Aprovecha los primeros días o semanas para formular preguntas sobre la empresa, su funcionamiento y metodología de trabajo. Conocer la compañía te hará más productivo. ¡Ten por seguro que tu jefe o capacitador lo sabe!

Sin embargo, no puedes preguntar cualquier cosa. Tus planteamientos deben tener coherencia y ser bien pensados. Siguiendo este orden de ideas, te doy ciertos aspectos que deben tener las buenas preguntas:

I. Deben impactar y ser inteligentes, así podrán ver que tienes conocimientos y tus dudas son relevantes

II. Pueden ser abiertas (para promover el diálogo) o cerradas (para un caso particular)

III. Tienen que estar planteadas a partir de una situación real y adaptadas a un contexto que despierte curiosidad

IV. Invitar al análisis de una situación

A partir de una pregunta inteligente, conseguirás respuestas inteligentes que fomenten al diálogo.

¿Qué te parecieron estos 7 consejos para que logres una primera impresión positiva en el trabajo? Si quieres tener más información sobre éste y otros temas, te invito a que te suscribas en nuestro newsletter.