¿Deberías entrar a una universidad privada?

Entrar a universidad privada, Blog CEST

“¿Vale la pena estudiar en una universidad privada?”. Esta es una pregunta que muchos jóvenes y adultos se han hecho, sobre todo cuando piensan en capacitarse para mejorar su vida laboral.

¿Eres uno de ellos? De ser así, ¡estás en el lugar indicado! Precisamente, en este artículo queremos darte respuestas en torno a este asunto.

En primer lugar, debemos decirte que sí es una muy buena idea cursar una licenciatura en una institución privada.

Pero, ¿por qué son tan positivas las experiencias que brindan este tipo de universidades?

¡Sigue leyendo para conocer las principales razones!

Descubre tu vocación con el siguiente quiz gratuito:

Programas académicos de calidad

Las mejores universidades privadas del país cuentan con planes educativos oficiales, avalados por el Reconocimiento Oficial de Estudios (RVOE).

Este documento, emitido por la Secretaría de Educación Pública (SEP), demuestra que un programa curricular está adaptado a los tiempos y contempla las materias adecuadas para la formación profesional.

Además, más allá de los certificados y reconocimientos, una buena universidad incluye en sus planes cátedras que desarrollan habilidades directivas y competencias digitales, proporcionándoles un perfil integral a sus egresados.

Descarga este material para motivarte a darle una nueva oportunidad a la educación del más alto nivel, no dudes en descargar el siguiente ebook:

[CEST] CTA EBOOK Estudiar de nuevo por que nunca es demasiado tarde para terminar la carrera

Emisión de documentos y certificados académicos en poco tiempo

Los trámites burocráticos y los largos tiempo de espera son causas de una experiencia negativa de los alumnos o egresados de algunas instituciones.

Por suerte, una buena universidad cuenta con la Constancia de Simplificación Administrativa, producto de su agilidad y efectividad para emitir y otorgar certificados y documentos académicos.

Métodos educativos flexibles

Una universidad privada de calidad comprende cómo es la dinámica de vida de los jóvenes y adultos de hoy, que no pueden darse el lujo de dejar a un lado sus trabajos para dedicarse exclusivamente a estudiar.

Por ese motivo, cuentan con métodos académicos flexibles, que facilitan el acceso a la capacitación profesional.

Por ejemplo, en una institución privada puedes encontrar Licenciaturas Ejecutivas, que tan sólo te demandarán acudir al campus los fines de semana.

Sorprendente, ¿cierto?

Además, este tipo de alternativas son tan beneficiosas como el método tradicional, pues sus programas académicos abordan todas las áreas necesarias para garantizar una formación especializada y de calidad.

Apoyo a la empleabilidad

Existen universidades privadas que ayudan a que sus alumnos accedan a mejores trabajos y sean mucho más competentes.

Las mejores instituciones del país cuentan con programas de empleabilidad a través de los cuales asesoran sobre elaboración de currículums y desenvolvimiento en entrevistas de trabajo, entre otras cosas.

Además, estos proyectos vinculan a los alumnos con ferias de trabajo y múltiples oportunidades laborales.

¡Ya sabes! Estudiar en una universidad privada sí vale la pena, tal como lo demuestran estos argumentos.

Cursar la licenciatura de tus sueños en este tipo de instituciones te llevará hacia el cumplimiento de tus sueños financieros, laborales y personales.

¿Te resultó de provecho esta lectura? 

Si todo lo que leíste en este post te pareció interesante, te invitamos a contactar con un asesor educativo, ¡listo para orientarte!

[CEST] CTA WHATSAPP NOTA BLOG

Tags: tips