La universidad no sólo nos educa teóricamente en determinado campo de conocimiento. También, durante el estudio de sus carreras, los estudiantes universitarios atienden el desarrollo de distintas habilidades que fomentan su bienestar en distintas áreas de la vida.

Las aptitudes que fomenta la universidad son aquellas denominadas “habilidades duras” y “habilidades blandas”, las cuales permiten, por una parte, dominar los conocimientos pertinentes a tu profesión y, por la otra, que te relaciones efectivamente con los demás, puedas participar en equipos de trabajo y proyectarte para alcanzar logros y objetivos compartidos.

Ya sea con el estudio de una licenciatura, una maestría, posgrado e inclusive un doctorado, las universidades te enseñarán estas seis habilidades de una persona para tu mejor desarrollo profesional.

¡Empecemos!

1. Pensamiento crítico

El pensamiento crítico es una aptitud desarrollada por el ser humano que consiste en examinar y evaluar la información disponible sobre algún tema específico. Se basa en la búsqueda de la veracidad, la indagación, la argumentación de las ideas, tratando de identificar posibles subjetividades.

Esta habilidad también es denominada como “cuestionamiento”. Se basa en hacerse preguntas clave para intentar discernir la realidad de lo que nos informan y lo que logramos percibir a partir de un análisis de los razonamientos empleados para explicarla.

Para desarrollar este tipo de habilidad de una persona, se requieren algunas características, entre las que se cuentan:

  • Capacidad de reflexión
  • Pensamiento lógico
  • Capacidad de dudar de lo que percibimos
  • Curiosidad y motivación
  • Flexibilidad
  • Tener una mente abierta

Son este tipo de características las que fomentará el estudio universitario, dándote herramientas para que puedas cuestionar pertinentemente una realidad y así puedas transformarla.

2. Dirección y Liderazgo

Dirección y liderazgo se refieren a las conductas y rasgos peculiares de una persona al momento de dirigir, motivar, aconsejar, capitanear y/o gestionar a un grupo humano, ya sea en el ámbito personal o laboral.

Podrás convertirte en un tipo de líder, dependiendo de cómo logres desarrollar tus habilidades:

I. Líder ejemplar

Podrás dirigir con el ejemplo, actuando profesionalmente tal cual como deseas que se comporten tus seguidores.

II. Líder comunicacional

Podrás comprender la importancia de ser escuchado y también de saber escuchar a los demás.

III. Líder humilde

Lograrás diferenciarte de un jefe, te sentirás a gusto compartiendo el crédito con tus compañeros de trabajo. Aprenderás que el trabajo en equipo es fundamental para llevar a cabo cualquier labor.

En la actualidad, esta es una de las habilidades de una persona que se fomenta en los planes de estudio de las universidades, pues el liderazgo se considera muy importante para obtener el desempeño dentro de las organizaciones empresariales.

3. Inteligencia emocional

La inteligencia emocional es la capacidad de comprender los sentimientos propios y de las personas con las que te relacionas, y de responder adecuadamente a los mismos.

Existen cinco categorías:

  • Motivación
  • Empatía
  • Autoconciencia
  • Autorregulación
  • Habilidades sociales

La base del desarrollo de la inteligencia emocional es entender nuestras emociones y poder utilizarlas en los procesos de toma de decisiones, motivación para la vida diaria, cumplimiento de metas y creación de vínculos sociales satisfactorios (laborales, familiares).

4. Negociación

Entre las habilidades de una persona que fomenta la universidad encontramos la negociación, la cual tiene una gran importancia en cualquier instancia de nuestras vidas.

La negociación puede ser definida como la comunicación establecida entre dos o más partes sobre un asunto determinado, con la finalidad de acercar posiciones para llegar a acuerdos beneficiosos para dichas partes.

La base de la negociación son las diferentes posturas de cada uno de los involucrados, y su finalidad es eliminar las diferencias y lograr un punto de equilibrio de aceptación común.

Para que surta efecto, quienes intervienen en el proceso deben estar interesados en llegar a un acuerdo, pues si tan solo una de las partes no está dispuesta, entonces no habrá negociación.

La negociación debe tomar en cuenta diferentes factores, tales como:

Internos

Son aquellos que pueden ser conocidos, manejados y resueltos por los interesados.

Externos

Se refieren a aquellos factores exógenos que no dependen de la voluntad de las partes, por ejemplo, la economía del país o las demás compañías participantes en una negociación.

Hay diversos tipos de negociaciones:

  • Negociación organizacional
  • Negociaciones nacionales
  • Negociación intrapersonal
  • Negociación interpersonal
  • Negociaciones internacionales

Las universidades han adaptado sus planes de estudio a la necesidad de fomentar las habilidades de negociación para que, una vez graduado, el profesional logre insertarse en los campos laborales más exigentes y lucrativos.

5. Pensamiento creativo

El ciclo superior también nos enseña a ser creativos u “originales”.

La creatividad, en primera instancia, es la capacidad que tiene el ser humano de generar nuevos conceptos, de conectar dos o más ideas con múltiples finalidades, por ejemplo, para resolver un problema.

Cualquier persona tiene la capacidad de ser creativa. Desarrollar esa faceta resulta primordial para nuestro desarrollo personal, profesional, económico y social, más aun ante las rápidas transformaciones que vivimos.

Una mente creativa se basa en dos principios fundamentales:

  • Generar nuevas ideas constantemente
  • No quedarse con una sola perspectiva de los asuntos

Así, tenemos que la creatividad es una de las habilidades de una persona que la universidad se encarga de fomentar, promoviendo el crecimiento de sus alumnos de manera general y aumentando sus potencialidades en el ámbito laboral.

6. Habilidades tecnológicas

Nos encontramos en un mundo en constante evolución tecnológica y altamente influenciado por los cambios en ese ámbito. Esto se conoce como revolución 4.0.

Algunas de las habilidades tecnológicas que te enseñarán en la universidad y que te apoyarán en tu vida laboral son:

  • Programación
  • Informática y computación
  • Manejo de herramientas, por ejemplo, el paquete Microsoft Office
  • Publicidad o marketing digital

Con el aprendizaje de este tipo de herramientas digitales, tendrás mayores habilidades y oportunidades de empleo en un mercado laboral que es cada día más exigente.

¡Excelente! Ya conoces seis de las habilidades de una persona que te enseña la universidad. Sin embargo, aún debes aprender mucho más. Por este motivo, te invito a que te suscribas a nuestro newsletter y accedas de primera mano a toda la información que necesites. ¡Te esperamos!