Beneficios de estudiar en una universidad privada

 

 

 

beneficios-esc-priv-Cest

 

Cuando se termina la preparatoria muchos jóvenes deben tomar la decisión si seguirán su camino académico. En este caso, antes de determinar cuál carrera elegirán, es el momento de evaluar si buscarán estudiar en una universidad privada o si en cambio prefieren buscar fortuna en el sector público.

Si bien saber qué carrera estudiar no es sencillo, elegir una institución en la que pasaremos 4 años de nuestra vida, o a veces más, estudiando, tampoco es fácil.

Generalmente, las primeras instituciones en las que pensamos son escuelas públicas y las privadas se quedan como segunda opción, ya que la cuestión monetaria no nos satisface demasiado.

Sin embargo, estudiar en una escuela privada tiene más beneficios de los que podemos imaginar. Aunque, tal vez pensemos: “son muy caras”, “no son reconocidas”, “la educación no es de nivel competitivo”, “no hay apoyo con económico”, entre otros motivos.

Es normal que pensemos algunas cosas sobre la universidad privada, porque en realidad muy pocos jóvenes conocen que cursar una carrera en estas casas de estudio en realidad brinda un gran número de beneficios a los estudiantes.

Por eso, este artículo está diseñado para mostrarte los aspectos más importantes que encontrarás en las universidades privadas y el porqué deberías plantearte estudiar en una de ellas.

¡Empecemos!

1. Prestigio y nivel académico

Actualmente algunas instituciones privadas se han posicionado en el ranking de las mejores universidades de México, ya que a lo largo de los años su nivel educativo ha incrementado.

Para saber si la casa de estudio donde vas a estudiar cuenta con la validez requerida, debes asegurarte de que esté registrada en el Reconocimiento Global de Validez de Estudios, que es otorgado por la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Esto te garantizará que el nivel académico que recibirás cumplirá con los mejores estándares de calidad que exigen las instituciones mexicanas.

2. Mejores instalaciones

Para nadie es un secreto que la infraestructura que presentan las universidades privadas tienen mejor calidad que muchas de las instituciones educativas públicas, debido a que su presupuesto no depende de un envío de dinero por parte del Estado mexicano.

Esto implica que será mucho más factible que cuentes con los recursos que necesitas para estudiar, como bibliotecas digitales, programas de estudio en línea o semipresencial, instalaciones modernas, equipos de proyección y muchas cosas más. 

Los espacios físicos de apoyo para la enseñanza tienen gran importancia para que el estudiante logre sus objetivos académicos.

Contar con aulas apropiadas, laboratorios dotados con tecnología, lugares de convivencia y sitios donde puedas fortalecer tu esparcimiento te ayudarán a conseguir mejores resultados que te permitirán formarte de manera apropiada como profesional.

3. Procesos de admisión más amplios

Por otro lado, el requisito de admisión en las escuelas privadas es más ordenado y simple.

Según las cifras de la Secretaría de Educación Pública, en México sólo 37% de los jóvenes en edad de educación superior logran entrar en una universidad. En gran medida debido al sistema de exámenes de admisión de las casas de estudio públicas.

Al estudiar en una universidad privada tendrás la posibilidad de realizar pruebas vocacionales que te ayudarán a definir la mejor carrera para ti, y con unas pruebas y comprobando tu nivel académico podrás comenzar a estudiar para lograr obtener tu título universitario.

Piénsalo, si no quieres pasar por ese proceso tedioso que regularmente termina con cientos de miles de jóvenes rechazados, puedes empezar cuanto antes en una universidad privada y evitar todas las complicaciones.

4. Educación personalizada

Debido a que las universidades públicas son regularmente más ordenadas podrás tener una educación superior más personalizada.

Esto tiene múltiples beneficios, por ejemplo, no tener que pasar horas extras en la biblioteca o en tu casa investigando sobre un tema que no entendiste bien, ya que podrás preguntarle directamente a tu profesor y tendrá el tiempo de explicarte con mayor detalle.

Otra ventaja es que en aulas con pocos estudiantes la enseñanza es impartida con flexibilidad y paciencia.

Es decir, el educador puede detenerse a explicar temas complejos y asegurarse que toda la clase la entienda antes de pasar al siguiente. Cosa que en un salón colmado es casi imposible.

5. Planes de estudio más específicos

Al no depender del Estado, los programas académicos de las universidades privadas pueden ser más especializados y centrados en las exigencias del campo en la actualidad.

Esto es importante porque muchas universidades demoran años en actualizar su programa académico, pero es muy complicado que eso suceda en alguna casa de estudio privada de calidad, con años de experiencia en el impulso a estudiantes.

El tener una formación enfocada en conocimientos prácticos y teóricos actuales podrás desarrollar aptitudes más útiles e interesantes para el exigente mundo laboral de hoy.

Sin embargo, esto no pasa en todas las universidades privadas. Por ello, estudiar bien el plan de estudios de la carrera que quieras cursar es muy importante.

6. Recursos para apoyar el desempeño

Las universidades privadas, en muchos casos, cuentan con apoyo económico para invertir en áreas extra académicas, como deportes, investigación, recreación y desarrollo de programas de emprendimiento o empleabilidad para sus estudiantes.

Estudiar en una universidad privada te dará la oportunidad de participar en actividades extra curriculares de alto impacto en tu desarrollo personal, físico y mental. En muchas de ellas encontrarás maneras de adquirir habilidades prácticas y mejorar tus aptitudes.

Algunas de las áreas a las que podrás acceder las podrás conocer a continuación.

I. Sumarte a algún equipo deportivo

Participar en disciplinas deportivas te enseña a trabajar en equipo y aprender habilidades como comunicación, liderazgo, disciplina y te enseñan a esforzarte al máximo.

Asimismo es una oportunidad de conocer muchas personas y sumarlos a tu lista de contactos para un futuro. Recuerda que hacer networking en la universidad es una gran oportunidad para ir creando tu red conocidos profesionales.

II. Proyectos de investigación

Sin importar si es sobre ciencias formales, administración o ciencias sociales, al estudiar alguna carrera vas a comprender el valor de la investigación.

Pasar horas leyendo libros teóricos te servirá para aprender a planificar, diseñar y ejecutar nuevas ideas.

Vivir esta experiencia te enseñará a enfrentar situaciones sobre cooperación y trabajo en equipo.

III. Club de debates

Las universidades privadas tienen recursos suficientes para formar y fomentar los espacios donde puedas argumentar y defender tus opiniones e ideas sobre diversos temas actuales con otros compañeros y estudiantes de otras especialidades.

Esta habilidad es sumamente apreciada por el mercado laboral. Un profesional con capacidad crítica y argumentativa es una pieza valiosa en las organizaciones.

7. Acceder rápidamente a un puesto de trabajo

Cuando salimos de la universidad creemos que encontraremos trabajo de inmediato, pero debido al nivel de competitividad a algunas personas se les complica la posibilidad de tener empleo apenas egresan de la carrera.

Sin embargo, las escuelas privadas tienen convenios con empresas para que sus estudiantes realicen las prácticas profesionales ahí, y consecuentemente se posicionen en la organización, consiguiendo un empleo.

Esto es un gran beneficio de estudiar en una universidad privada porque debido a esta posibilidad podrás asegurar un futuro profesional activo.

Incluso, como ya lo comentamos antes en este artículo, existen casas de estudio que cuentan con planes de empleabilidad que permite a cientos de estudiantes tener trabajo desde antes de terminar sus años de estudio.

No sólo tendrás un título universitario con prestigio y respeto dentro del campo donde te quieras desempeñar, también la universidad te dará la oportunidad que le demuestres a empresas y corporaciones las habilidades que has aprendido con el fin de que puedas optar por una plaza laboral.

Si decides estudiar en una universidad privada, posiblemente, no tengas que pasar por la incertidumbre de no conseguir empleo al graduarte. Quitándote un gran peso y preocupación de tus hombros.

8. Estudiar y trabajar

Una de las principales ventajas de estudiar en una universidad privada es que podrás cursar una carrera y al mismo tiempo será más fácil tener un trabajo de medio tiempo o tiempo completo.

Esto se debe a que algunas instituciones tienen planes de estudios con horarios flexibles o licenciaturas en línea, método semipresencial que significan un gran apoyo económico para los alumnos.

No solo podrás ser un gran profesional, también te quedará tiempo para otras actividades, como un empleo, responsabilidades familiares y realizar actividades deportivas.

¡Esto es todo! Ahora que ya conoces alguna de las ventajas que ofrecen estas escuelas, date la oportunidad de investigar y elegir la que más se acople a tus necesidades.

Estudiar en una universidad privada brinda beneficios que serán invaluables en tu formación académica, que te harán una persona integral y un profesional capacitado para cumplir con las exigencias del campo laboral actual.

¿Te gustó nuestro contenido? Nos gustaría conocer tu punto de vista sobre las ventajas que existen dentro de la educación privada a nivel universitario o conocer sobre tus dudas e inquietudes.

¡Da-clic-aquí-y-prepárate-para-convertirte-en-un-abogado_final-1

 

Tags: Carreras, tips, dónde estudiar psicología, estudiar en una universidad privada, dónde estudiar la carrera, donde estudiar derecho