Estás a punto de culminar la preparatoria, es momento de que entiendas cómo pagar tu carrera universitaria. No debes permitir que la falta de dinero te límite de cursar la licenciatura de tus sueños.

Pagar una carrera universitaria requiere de una inversión. Eso sí, es un esfuerzo que vale la pena.

En el mundo laboral de hoy, acceder a empleos bien pagados resulta complicado si no se tiene una profesión. Por eso tienes que entender la importancia de conocer algunas ideas o métodos que te ayudarán a pagar tu carrera universitaria.

O mejor aún, también podría ser momento para que empieces a aplicar un plan de ahorro que te permita guardar un poco de dinero para pagar tu carrera universitaria.

Ahorrar es complicado, pero ¡no te preocupes! Con unos buenos tips se te hará mucho más sencillo.

A continuación, daremos 6 consejos para ahorrar y poder pagar una carrera universitaria.

¡Atención!

  1. Haz un presupuesto y cúmplelo

Elaborar un presupuesto es el primer paso para cualquier plan de ahorro. Es necesario que tengas identificados todos los gastos que te permitirás hacer.

La idea de lograr un buen presupuesto se fundamenta en recortar los gastos que usualmente haces para que te quede un amplio margen para ahorrar; sin embargo, es necesario que te fijes metas reales.

Elaborar un presupuesto muy exigente, que sea imposible de cumplir, no tiene ningún sentido.

Al momento de elaborar tu presupuesto, debes preguntarte en qué aspectos puedes recortar tus gastos. Tiene que ser en aquellos que no representan ningún beneficio real para ti.

Aunque te cueste un poco, debes recortar gastos en recreación. Por ejemplo, si acostumbras ir al cine cuatro veces por mes, ahora hazlo en una ocasión.

Gastos indispensables, como alimentación y transporte, sólo debes disminuirlos en porcentajes cortos, ya que exagerar afectaría tu calidad de vida.

Por ejemplo, puedes bajar un poco el presupuesto para el súper del mes, pero intenta comprar en días que haya ofertas para que tu despensa siempre esté surtida.

En cuanto al transporte, puedes elegir opciones como caminar distancias cortas y sólo paga taxis o camiones cuando sea necesario.

  1. Busca un empleo de medio tiempo

Es muy difícil ahorrar si no cuentas con un ingreso constante.

Un trabajo a medio tiempo podría ayudarte. Como tu plan es ahorrar, los empleos en los que puedas ganar propinas te resultarán mucho más favorables.

Empleos como el de mesero y botones de un hotel son ideales porque, además de un salario, recibirás propinas que puedes destinar a tu fondo de ahorro.

Si por motivos de tiempo se te hace imposible trabajar de manera formal, puedes intentar generar ingresos variables.

Incluso, un pequeño emprendimiento no estaría mal. Puedes preparar dulces para celebraciones o vender comida rápida a domicilio, por ejemplo.

Si tienes coche, prestar servicio de taxi de forma eventual a amigos y conocidos también es una buena idea.

Cuidar niños o repartir volantes publicitarios son otras maneras de generar ingresos variables.

  1. Evita comer fuera de casa

Si tu meta es ahorrar, debes recordar que comer en la calle siempre resulta más costoso que hacerlo en casa.

En el súper del mes incluye alimentos que te gusten para que, eventualmente, puedas darte gustos en casa y no gastes dinero comiendo en la calle.

Come en la calle sólo cuando sea necesario o en días especiales. Darse un gusto no está mal, pero convertir gastos innecesarios en hábitos no te ayudará a ahorrar para tu carrera universitaria.

Cuando no te quede más remedio que comer fuera de casa, acude a lugares que ofrezcan buenas ofertas.

  1. Compra ropa en época de ofertas

Es imposible que pases todo el año sin comprar una prenda de ropa. De hecho, si tu plan es estudiar en la universidad, posiblemente quieras adquirir unas nuevas franelas, por ejemplo.

Por esa razón, sólo compra ropa en épocas de oferta. En temporadas altas para las ventas, las prendas resultarán mucho más costosas.

También puedes aprovechar las estaciones de invierno para comprar prendas de ropa más económicas.

Por ejemplo, cuando sea invierno, puedes comprar prendas de verano que estarán de rebaja.

  1. Vende artículos que no uses

Si quieres reunir suficiente dinero para pagar una carrera universitaria, posiblemente tengas que vender algunos artículos que, aunque tengan un gran valor emocional, ya dejaste de utilizar.

Los artículos tecnológicos resultan ideales. Suelen venderse rápido y significarán una buena entrada de dinero.

Por ejemplo, una de tus primeras consolas de videojuego y un teléfono que ya no utilices son cosas que puedes vender para incrementar tus ahorros para pagar la carrera universitaria de tus sueños.

Dispositivos para almacenar música, televisores y computadores son otros artículos tecnológicos que puedes vender rápido de forma virtual o a conocidos.

Eso sí, intenta que las cosas que vendas realmente no las vayas a utilizar más. Deshacerte de artículos necesarios para ti no tiene ningún sentido.

  1. Ejercítate al aire libre

Las mensualidades de los gimnasios suelen resultar un poco costosas. Si eres de las personas que disfruta ejercitarse, puedes probar actividades al aire libre.

Ejercitarte es beneficioso para ti, es una costumbre que no puedes perder debido al plan de ahorros; sin embargo, sí debes ajustar tus rutinas a tu nuevo estilo de vida.

En vez de pagar una mensualidad por ejercitarte en un gimnasio, puedes trotar todas las mañanas en tu vecindario o hacer ejercicios musculares en casa.

En algunas localidades hay espacios públicos para ejercitarse que están en muy buen estado. Si tienes uno cerca de casa, ¡mucho mejor!

¡Y listo! Estos seis consejos te ayudarán a ahorrar un poco de dinero para pagar tu carrera universitaria. El plan de ahorros, aunque será una etapa en que pondrá a prueba tu disciplina y organización, terminará darte grandes dividendos.

Y es que contar con una carrera universitaria te abrirá muchas puertas en el mundo laboral. Ahorrar para la licenciatura de tus sueños en una gran idea.

Si te resultó interesante este artículo y quieres compartir tu opinión, ¡déjanos un comentario!

 

Quiero Inscribirme ahora